SEMANA DE PASIÓN







"La primavera vendrá
cuando tu mano cerrada
iracunda contra el frío,
se abra despacio en el aire"

M. Altolaguirre


Empieza la primavera y es el día mundial de la poesía, pero nada de eso puede consolarme de que también empieza la semana santa. Odio la semana de pasión. Con pasión la odio. Desde niña. Eran vacaciones feas, mucho más cortas que las de Navidad y a las que además había que restarles las horas interminables de Iglesia. Odio la semana Santa. Odio la apología casi obscena del dolor y la sangre de las procesiones, odio el sonido chirriante del clarín destemplado, odio el perfume dulzón de los claveles machacados en la calle, odio la aberrante  e incomprensible  costumbre de que un preso, casi siempre un traficante, sea indultado porque así lo pide una cofradía. Odio las torrijas y las roscas de anís. Odio la limonada. Odio sincera y apasionadísimamente los garbanzos con bacalao.



***Durante años el fabuloso entierro del Genarín me compensaba por todo lo demás, pero desde que tengo que pasar el jueves santo en casa de mi suegra en vez de acompañar al paso de la Moncha todavía odio la semana santa mucho más. Y mejor. Volveré cuando termine. Si sobreviví.

Comentarios


  1. Francamente, no la odio. Es tal mi indiferencia que ni siquiera sé cuando son esas fechas, que los calendarios de ahora ni las señalan.
    En cuanto a la comida, no odio nada. Tengo todo desestacionalizado. No me importaría comer turrón de cena.
    Y sobre los indultos, pues eso, liberan a un pobre desgraciado para poner en la balanza de la compensación a los grandes delincuentes. Todo justo.
    Menos puedo odiar esas cosas si tu nos premias con tan bella foto. Seguro que esa palomilla blanca es feliz, y bella, mientras pone los huevos bajo las hojas de las berzas que me encantan. Así que a consolarse, la foto es magnífica.
    Y diga lo que diga el poeta, la primavera vendrá cuando el mirlo le avise al Tejón. Ni más ni menos.

    Un beso

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Eso, cuando el mirlo le diga al Tejón. Se me olvidaba. Gracias, Ñoco, besos

      Eliminar
  2. Yo no odio la semana santa paso olimpicamente de ella.En mi niñez no respetabamos la cuaresma y ahora de viejo,aunque me guste mas el pescado que la carne,en esta semana me apetece mas la carne sera por llevar la contraria..
    Besos y la primavera llegara cuando le de la gana al tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy una pagana muy estricta. Como carne cada viernes del año aunque no me apetezca. Sólo para pecar. Un beso, Jose ;)

      Eliminar
  3. Jopé, la foto es un pasote. Envidia mala ;) También de los versos de Altolaguirre: ¡Que bien lo dice el jodío!
    Según te leía me acordaba de Genarín, al que no tengo el gusto pero sí muy buenas referencias: ¡Ni siquiera eso te queda! Con todos mis respetos, seguro que conoces a Nieves Concostrina (que conste que no digo que esto sea aplicable a tu caso) :D Uno de los epitafios que recoge decía: «Ya estás en el paraíso, y yo también».
    Un besazo, Vega. Nos vemos después de las torrijas.
    Pd. Ah, casi se me olvida: esto va de parte de Risk https://goo.gl/4VMw76

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Altolaguirre tiene una... eso. Justo. Sí. :)

      Al año que viene deberías venir a Genarín. Este año congregó a 30000 personas... Más que todas las otras procesiones juntas. Normal :D

      Gracias Xibeliuss. Un beso

      Eliminar
  4. Menos mal que cantaban los miruellos en aquellos años en que estaba prohibido hasta encender la radio y las películas para mayores de 18 años años desaparecían de la cartelera.
    Si te sirve de consuelo te diré que entonces ir a Santander desde el pueblo era un suplicio por lo lejos que quedaba de casa la estación del tren o el autobús, aún así con mis dieciocho recién cumplidos fui a la capital al cine, reponían La Gran Evasión,con Steve McQueen, James Garner, Charles Bronson...acabó la proyección, salimos a la calle, los bares cerrados, los capuchones desfilando y aquellos tambores y cornetas estridentes, insoportable sonido, ¿que se podía hacer hasta la hora de tomar el tren?. Volver a la taquilla del cine y ver de nuevo La Gran Evasión: Verídico.
    Animo, la primavera ya ha llegado, persigue mariposas y muéstranos otra maravilla como esta y tomate algo a la salud de Genarin.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Benditos miruellos :) Mi padre fue figurante(creo que de eso tú sabes algo en una peli de Steve McQueen, "Nevada Smith", cuando lo cuenta parece que fue al revés, que McQueen trabajó en una peli suya :D :D :D

      Muchos besos, Tejón y también para Mila

      Eliminar
  5. Que maravilla de foto, en dos palabras..im-prezionante, jajja Eso es pasión de la buena, como se agarra..
    Yo también odio sobre todo la apología del sufrimiento, la resignación, el temor, el sacrificio, la culpa...y la limonada. Las torrijas no, oye, jeje, a ver si alguien caritativo, y no miro a nadie, excepto a Pedro, me las hace...
    Un beso enorme primaveral:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre Pedro, yo también estoy pendiente de mandarle algo :D Un beso, Moni. Muchas Gracias

      Eliminar
  6. ¡Jooo! igualica tu mariposa que la mía ¡qué envidia más insana me da!
    En cuanto a las torrijas, filloas, flores, roscas de anís... ¿cómo puedes odiarlas? Que no aguantes el potaje de bacalao (puaj, qué asquito) lo entiendo pero las otras cosas... (Potaje de bacalao con acelgas y garbanzos ¡eso sí que era una cruz! y a mi abuelita le gustaba ponerlo... eso sí que era ayuno y abstinencia)
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué, puestos a pecar, no pecamos con con cosas que nos provoquen placer; gula, lujuria, pereza... la envidia sólo nos causa molestias. Aunque yo soy envidiosa, te comprendo bien :D :D :D Y también envidio fotos tuyas.

      Un abrazo, JC y muchas gracias

      Eliminar
  7. Y yo también la odio, semana santa para que narices?.... y el resto del año a joderse, a pasar penas y a vivir un futuro incierto dado como está el trabajo y las pocas herramientas que tenemos para llegar a final de mes. Es todo mentira y un gran negocio en donde los de siempre se inflan de billetes por la falta de cultura que hay en esté país de la pandereta.

    Un besote y fabulosa fotografía, y mejor me callaré que me caliento y no quiero.... es que todo lo que sea o roza lo religioso me pone de los nervios... Podrían hacer la semana del parado o la semana del niño que come una vez al día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo mismo, todos los rollos del nacionalcatolicismo me ponen de los nervios, debe ser porque estuve interna en las monjas. Como carne todos los viernes del año. Aunque no me apetezca. Para pecar nada más :D


      Gracias, Bird, un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU COMENTARIO 🤗🤗🤗