12 de enero de 2016

EL LENGUAJE DEL CORAZÓN

"Las palabras están llenas de falsedades o de arte, la mirada es el lenguaje del corazón" W. Shakespeare

Es curiosa esa tan humana capacidad de las palabras para desprestigiarse a sí mismas. Dicen las palabras que no valen las palabras, que a ellas  se las lleva el viento y que obras son amores. Se culpan las palabras de ser vanas, inoportunas, pomposas. Huecas. Se atormentan las palabras por el oscuro remordimiento de haber estado  permanentemente al servicio del embuste y la estafa. De haber sido el arma más temible y peligrosa del tramposo.

Es curioso también el hecho incuestionable de que las peores (las mejores, pues) palabras contra las propias palabras han salido siempre de las bocas (y las plumas) de los que mejor las manejan y dominan, los adoptivos

hijos bien amados en los que ellas tienen tanta complacencia: Esopo, Homero, Dante, Cervantes, Quevedo, Shakespeare, Machado, André Gide, Cortázar... Y cuando alguien, cualquiera, fulanito de tal, habla poco, las propias palabras, tan celosas siempre de las altísimas cualidades que ellas mismas le atribuyen al silencio, compiten entre si para brindarle al callado los más rendidos elogios. Elogios que son palabras también, y por tanto, mentira.

Se humillan las palabras ante las miradas, los gestos y los hechos desnudos, y veces descarnados,  a los que otorgan el monopolio de la autenticidad. Se acobardan siempre las palabras ante el dolor extremo, ante el amor extremo, ante la extrema desgracia o la dicha extrema y cabecean, avergonzadas y fatalistas, antes de admitir que ninguna de ellas, ni siquiera todas juntas serían capaces de expresar cumplidamente la abrumadora magnitud de esas emociones.

 Se arrodillan con los ojos bajos las palabras ante el poder sereno y absoluto de una imagen a la que conceden la gracia de valer por más que mil de ellas, pero yo, que las amo mucho, pienso que también eso es mentira. Sé de sobra que hay palabras que valen mucho más que mil imágenes.

15 comentarios :

  1. Hola a todos.Antes de nada deciros que muchas, muchas gracias por seguir acompañándome aquí. Significa mucho para mi, y sí, son solo palabras, pero a mi me importan :D

    Contaros que comprobado que al "privatizar" el blog, blogger me ha castigado severamente con cuatro o cinco ruindades que no es que hagan sangre, pero si hacen la puñeta. Me gustaría que la próxima vez que un "gobierno" privatizase cosas se le hiciera la puñeta también. No pierdo la esperanza.

    Entre esas ruindades está el hecho de que Heidi ha dejado de actualizarse en vuestras listas por lo que publique o no parece que la última entrada seguirá siendo la del 23 de diciembre. Por eso he seguido la sugerencia de Ñoco (gracias por todo, maestro) y os enviaré los post por e-mail. Si es que eso funciona, que tendré que comprobarlo :D

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Que bueno poder contar con el maestro,Rosa, nos saca de cada apuro, o nos mete, que esa es otra,jajaja.
    Mira, la foto no la quiero ni comentar por si se me enfada el lobo ya que las de él tampoco las comento. ¿será que me corróe la envidia?, pero el texto,¿por qué dudarémos a veces de las miradas como la de la foto, tan limpias, tan claras?.
    Un abrazo ya sabes de que tamaño y gracias por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque la duda es el eje central :) Me contradecirán todos los biólogos, pero yo creo que fue precisamente la duda lo que nos permitió sobrevivir como especie. De hecho la pobre y sufridísima madre naturaleza se tira de los pelos cada vez que se acuerda que nos permitió dudar... de no haber sido por eso hace tiempo que nos habríamos extinguido y ella estaría mucho mejor. Y más contenta ;)

      Gracias a ti, Tejón. Siempre. Muchos besos, Mila

      Eliminar

  3. Bueeeenoooo. Ya estamos aquí, sin problema alguno. Blogger funciona, al menos en eso de los correos automáticos.
    De la foto ¿que decir? Rosa, solo has puesto la buena ejecución y revelado. El resto lo ha puesto el caldero. Bueno, el caldero y esa hermosa chavala que tiene una mirada... eso, una mirada. Por eso El Tejón no dice nada, ya que es difícil poner adjetivos.

    Un beso, y el abrazo de El Tejón.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no puse nada de mi parte :D pero aún así me costó lo mío eh? La foto está hecha con un tele, 190 mm de focal, la niña, a la que no conozco de nada, iba en la procesión de los carros engalanados de San Froilán. Era guapísima, yo quería sacarla a toda costa, pero el "caldero" le tapaba la cara y una ristra de guindillas que afortunadamente pude recortar le caía sin ningún respeto por encima de la cabeza, llovía, el tele pesa, yo no es que tenga ni mucho ni buen pulso (eso arruinó mi vocación de ladrona de panderetas :P )las señoras de alrededor me empujaban sin piedad, sobre todo una pequeñaja con bigote, nuestras miradas se enfrentaron, sonó Ennio Morricone en mi cabeza mientras la bola peluda esa de los desiertos del oeste pasaba entre las dos, la apunté con la cámara y huyó. Entonces pude hacer la foto :D

      Muchos besos, Ñoco y muchas gracias otra vez.

      Eliminar
  4. aYY, Por diooos, que lío...entre las que preparas tú, y las que preparo yo, no sé ni cómo he podido llegar XD
    Que penita que no nos puedan ver actuar en directo.
    Y que penita que no publiques siempre "en abierto"...
    Y que penita que blogger haga estas cosas...si supiera lo que hago yo;)

    La foto no es ninguna penita, es fantástica!!
    Y el corazón...es una palabra:)

    Un besazo enorme Vega (y la H?? Ah ya sé XD
    MUUUUAAAAK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seríamos un show grande. Lo sé. Faemina y Cansada dos.uno :D Me pido Cansada que sabe decir murciélago :P

      Lo de publicar en abierto... El blog privado tiene algunas, bastantes, carencias, pero me da una libertad que de otro modo no tendría y al mismo tiempo garantiza su propia supervivencia, es una forma de protegerlo. Así que creo que no, que no lo volveré a abrír, pero ya sabes que no soy de fiar, en una de estas me da otro parraque, quien sabe.

      Lo de H es por Huerta, sí.

      Mil gracias Moni. Besos

      Eliminar
  5. Ves?...Me sale Thor en el perfil, en vez del árbol, ey! que soy yo. La otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy la otra, la otra, que nada tengo derechoooooooooooooo

      :D

      Eliminar
  6. Por email a mi por lo menos me llega,es un placer leer las palabra que escribes.La foto lo resume todo,es muy bonita...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Por confirmarmelo y por ser siempre tan amable conmigo. Un beso

      Eliminar
  7. ¡Gracias por la invitación, Rosa! Se te extrañaba desde esta pantalla. Te mando un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Arjo... que alegría más grande, de verdad.

      Muchos besos

      Eliminar
  8. Impresionantes ojos los de la niña. Parece que el sistema ha funcionado y he recuperado juntas todas las entradas perdidas.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar