ALAS EN EL ALMA




(…) Yo, poeta
popular, provinciano, pajarero,
fui por el mundo buscando la vida:
pájaro a pájaro conocí la tierra;
reconocí dónde volaba el fuego:
la precipitación de la energía
y mi desinterés quedó premiado
porque aunque nadie me pagó por eso
recibí aquellas alas en el alma
y la inmovilidad no me detuvo.

Pablo Neruda






*** Me temo que hay un error en el envío autómatico de entradas por e-mail, osea que es posible que no recibáis este post y también que lo recibáis duplicado :(  Así que he creado un grupo de gmail para enviar los post así, iba a decir que disculpéis las molestias, pero es justo lo que blogger me dice a mí y me da más rabia todavía.


Comentarios

  1. Lo primero te diré que si Neruda pudiera haber visto tu fotografía y aún no hubiese escrito este poema lo haría, escribiría esas mismas palabra contemplando la belleza de la foto, su alma, el alma que has capturado... y yo me quedo sin palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Que hice?, creo que borré el comentario.
    Decía que habías captado el alma de ese pájaro que a pesar de su sencillez es tan bello, y que él te captó con la mirada.
    Y que ya estoy viendo y disfrutando de los miruellos que andan ya en plena ceremonia nupcial y buscando donde hacer nido.Que ganas de oírles cantar en los atardeceres.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo borraste :D

      En los atardeceres... porque en los amaneceres, mi padre está hartísimo de las golondrinas, dice que cuando el madrugaba no las andaba molestando a ellas :D

      Un beso, Tejón. Un beso, Mila.

      Eliminar
  3. Que bello pajarito...es una curruca capirotada?? Si lo es, porque se parece mucho, canta igual de bien que el ruiseñor ...o mejor. Ya sabes..unos llevan la fama...
    Me gustaría tener sus alitas, además de las del alma, las de verdad ;)
    Un besazo y abrazo grande Vega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Putos biólogos :D

      Pues sí, es una curruca, un curruco, supongo, y el caso es que estaba convencida de que era un lavandero, un pajarín de San Antonio, pero claro, ellos van de alivio de luto y mi pajarico, aunque prudente mezcla más color, pero creo que se mueven igual, con la cabecita adelante y atrás como dando la razón a sus propios pensamientos y la cola oscilando. Los amo.

      Muchos besos

      Eliminar
  4. Yo y la poesia no nos llevamos por eso no la comento,pero la foto es preciosa y de mucha paciencia...
    Besos.
    El borrado fue un error mio,disculpa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paciencia es una de mis escasísimas virtudes y no venía de serie, es adquirida ;)

      Muchas gracias, Jose. Un beso

      Eliminar

  5. Uno más a recordar. Por un momento pensé que era un herrerillo...
    Yo no sé como he recibido la notificación pero, y es lo que importa, la he recibido. Así pues, disfruto doblemente, de una excelente fotografía, y de un bello y sencillo poema.
    Y hablando de miruello, ya los tengo por aquí, y al amigo del hombre, el papocolorao.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que boncos son los petirrojos! Suerte que tienes:)
      Gracias Poco. Besos

      Eliminar
  6. Yo vine a la entrada cuando todavía no había comentarios. Luego me llegó el correo y volví y no me fije y ahora vuelvo y me llevo un alegrón :D ya sabes lo que se dice, para disfrutar de un veneno tienes que controlar la dosis.
    De Neruda no añado nada: el pajarito, sea el que sea, es una pequeña maravilla, como al natural. y el detalle de los claveles, para nota.

    Un abrazón, Vega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Gracias Mil. Todavía no entiendo lo del alegrón, espero que no sea por que haya activado alguna otra cosa sin saberlo :P

      Abrazo grande

      Eliminar

Publicar un comentario

GRACIAS POR TU COMENTARIO 🤗🤗🤗