¿HAY QUIÉN LUCHE?

A



Era la rntigua pregunta en los corros de lucha leonesa, antes de que este  deporte desconocido y milenario  se considerase como tal  y se hicieran federaciones y categorías. Antiguamente un luchadoR, salía al corro y desde dentro desafiaba a los que miraban a un combate limpio en el que la fuerza y la maña contaban por igual. Quien aceptaba salía a luchar y el que vencedor repetía la pregunta: ¿Hay quien luche?. A casa se llevaba poco más que la honra de su pueblo. El público celebraba la destreza y la astucia de los luchadores, pero castigaba duramente a los tramposos. Entonces era únicamente un deporte de hombres. Ya no.

¿Habrá quien luche? ¿O nos quedaremos mirando? ¿Sabremos castigar duramente a los tramposos?

Comentarios